maridar marisco

¿Sabes cuáles son los mejores vinos para maridar marisco? Desde Cambados, nuestro restaurante gallego en Sevilla, te traemos algunos consejos para elegir el vino perfecto y disfrutar más del sabor de tus comidas. ¡Sigue leyendo! 

Siempre se ha creído que la carne se marida con el vino tinto y que se debe maridar marisco con el vino blanco. A pesar de ser uno de los tópicos más extendidos, ya son muchos los que prefieren arriesgar en la elección de su vino. Por ello hoy hemos hecho una selección para todo tipo de paladares: los más clásicos y los más osados. 

 

Cómo acertar en tu elección 

A la hora de elegir un vino para maridar marisco o pescado, se debe pensar en no restarle protagonismo al sabor del plato. Este consejo es extensible a todos los tipos de materia prima, pero cuando se está disfrutando de un delicioso marisco de calidad se debe tener aún más cautela. 

Dependiendo del tipo de marisco, se va a poder optar por un vino u otro. Es cierto que el vino tinto con mucho cuerpo va a anular el sabor de nuestro plato. Por eso se debe evitar este tipo de caldos cuando se coma un marisco de sabor suave. Sin embargo, en muchas ocasiones, maridar el pescado o marisco con un tinto joven o rosado va a ser todo un acierto. 

Los pescados y mariscos más grasos van a soportar mejor la elección de un vino tinto. De esta forma, el bacalao, el mero y el pulpo a la gallega maridarán muy bien con un tinto joven o un rosado cítrico. Por su parte, pescados azules como la caballa o el atún serán perfectos con un rosado frutal. Las ostras combinarán a la perfección con un rosado, cava o un buen Albariño.

 

Los sabores más suaves

Cuando se habla de pescados y mariscos de un sabor suave, sobretodo blancos y magros como el rodaballo, es mejor seguir la clásica convicción del maridaje con vino blanco. Los ideales serán vinos frescos y ligeros como el Albariño, Chardonnay o Verdejo; para potenciar su sabor. 

En general, también los mariscos, crustáceos y moluscos se llevan mejor con este tipo de vinos. Se trata en todo momento de apreciar la esencia marina sin nada que se interponga entre bocado y paladar. El Riesling será perfecto para crustáceos y el Chardonay o Sauvignon blanc perfectos para langostas o gambas. 

Sin embargo, nuestro consejo principal es que tomes el vino que más te apetezca en cada momento. No tienes que seguir las normas de manera rígida, ya que la gastronomía está para descubrir tus sabores favoritos. ¿Quién sabe si quizás estás experimentando la mejor combinación de la historia?

 

Esperamos que hayas aprendido un poco gracias a este artículo. Recuerda que puedes disfrutar de los mejores sabores de los mariscos gallegos en nuestro restaurante en Sevilla. Nuestros profesionales siempre estarán dispuestos a ayudarte con la elección de tu vino para que puedas maridar marisco de la mejor manera. ¡Te esperamos en Calle Uruguay!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *