Cómo conservar el marisco

Para muchos el marisco es todo un manjar en sí mismo. Sin embargo, su conservación juega un papel fundamental en su calidad. ¿Sabes cómo conservar el marisco correctamente? En Restaurante Cambados te damos algunas claves.

 

¿Vamos a consumir el marisco en el momento?

La mejor opción siempre será cocinar el marisco el mismo día que lo compramos o bien al siguiente, en cuyo caso lo recomendable es conservaros envueltos en un paño húmero en la nevera por un máximo de dos días.

Si vamos a consumir el marisco ese mismo día o al siguiente podemos cocinarlo al vapor y dejarlo preparado. En el caso de que no vayamos a consumirlo en ese momento,   podemos congelarlo hasta 3 meses.

 

¿Qué debes saber sobre la refrigeración?

Cuando compramos marisco refrigerar el producto siempre es una opción acertada, especialmente si no vamos a consumirlo en ese momento. No obstante, sólo podremos congelar el marisco siempre que este sea fresco.

Esto es fundamental para respetar la cadena de frío, de forma que el producto mantenga sus propiedades nutiricionales (minerales, proteínas, los ácidos grasos insaturados, vitaminas..)

Otro motivo para refrigerar el marisco es que así evitamos la proliferación bacteriana. Centrándonos en este aspecto, si queremos evitar el anisakis, lo ideal es congelar el marisco como mínimo 24 horas antes de su consumo, a unos -20 ºC .

En Restaurante Cambados recomendamos que nunca introduzcas el producto directamente en el congelador, ya que corremos el riesgo de que se rompa. Lo ideal es introducirlo siempre en un envase o tupper. 

Por supuesto, recuerda que si hemos descongelado una pieza de marisco no podremos volver a congelarla.

 

Cómo conservar el marisco

 

¿Cómo conservamos cada tipo de marisco?

  • Las langostas, gambas o cigalas  son ideales para congelarlas.
  • Mariscos como las nécoras o los percebes no resultan muy adecuados para congelarlos, por lo que es mejor evitarlo.
  • Si queremos ablandar la carne de los cefalópodos como los pulpos, congelarlos será una buena opción.

¿Qué hacemos para descongelarlo?

De nuevo, nuestro objetivo es no romper la cadena de frío, por lo que debemos esforzarnos en garantizar una buena descongelación. Nuestra recomendación es comenzar el proceso 24 horas antes metiendo el producto en el frigorífico. Otras opciones pueden ser el microondas o realizar un baño maría con agua fría.  

 

Estos son algunos de los secretos estrella para conservar el marisco correctamente. ¿Quieres conocerlos todos? En Restaurante Cambados estamos deseando enseñártelos.

¿Alguna vez has tenido dudas sobre cómo comer mariscos correctamente? Es habitual que cuando asistimos a comidas especiales o incluso a eventos protocolarios nos surjan muchas preguntas a la hora de consumir este producto. En Restaurante Cambados te damos las claves para convertirte en todo un experto del marisco.

La norma general cuando nos sentamos a la mesa es intentar comer mariscos valiéndonos de pinzas especiales o cubiertos, aunque también podemos ayudarnos con las manos. Siguiendo esta premisa, acertaremos siempre si empezamos cortando la cabeza y separándola del lomo del producto.

En el caso de los moluscos, simplemente tendremos que extraer la carne de la cáscara ayudándonos de los cubiertos. Cuando sea necesario abrirlos, podremos optar también por el uso de cuchillos especiales destinados a esta función.

A continuación, te damos nuestros mejores consejos para que aciertes siempre que te decidas a comer mariscos:

  • Si nos sirven el mariscoya preparado, únicamente tendremos que usar un tenedor.
  • Podemos consumir gambas y cigalas tanto con cuchillo y tenedor como con las manos. Para evitar ensuciarnos demasiado, en Restaurante Cambadosrecomendamos usar únicamente dos dedos.
  • En el caso de piezas de mariscomás grandes como el bogavante o la langosta, deberemos usar un cuchillo de mayor tamaño para partirlos por la mitad. Cuando los tengamos abiertos, podremos extraer la carne con un cubierto.
  • Si nos decantamos por las ostras, deberemos abrirlas con un cuchillo especial y, posteriormente, extraer el molusco con un tenedor.
  • Para los comensales más exquisitos, el caviar siempre será un acierto. En estos casos, lo tomaremos con una cuchara especial.
  • Si optamos por las angulas, usaremos un tenedor pequeño, preferentemente de madera.
  • En el caso de productos como almejas o mejillones, usaremos siempre las manos.
  • Si lo tuyo son las nécoras, necesitarás cogerlas con las dos manos para abrir el caparazón. Por supuesto, también puedes ayudarte de utensilios como tenazas o tenedores.
  • Para comer vieiras como un experto en marisco, usaremos simplemente un tenedor.

 

Ahora que conoces todos los secretos sobre cómo comer mariscos correctamente sólo tienes que atreverte a probar este espectacular producto. En Restaurante Cambados te esperamos con una carta repleta de propuestas deliciosas.

 

Las ostras son uno de los manjares más deliciosos de nuestra gastronomía. Pero, ¿sabes degustarlas correctamente? Desde Cambados, nuestro restaurante en Sevilla, te contamos algunas cosas sobre este apreciado marisco. ¡Nada te sabrá igual después de comer ostras en Sevilla!

Los mariscos son alimentos muy ricos en nutrientes y tienen un sabor cuanto menos único. Pero no todo el mundo conoce el proceso correcto para saborear este tipo de alimentos. Por eso, si quieres comer ostras en Sevilla, deberás seguir unos consejos para disfrutarlas de la mejor manera posible.

Las propiedades y beneficios de la ostra

La ostra es un molusco, que se esconde bajo una concha alargada y rocosa. Sin duda suele reservarse para las comidas de las ocasiones especiales y los más importantes banquetes. Pero además de ser un manjar que vale su precio, se trata de un alimento muy rico en nutrientes.

No es un secreto que las más apreciadas son las de origen gallego, ya que tienen una gran cantidad de carne y un sabor a mar inconfundible. Su sabor se caracteriza por ser un tanto fuerte, tanto si se comen al natural como si se acompañan con limón. Por eso, si quieres comer ostras en Sevilla de la mejor calidad, solo podrás hacerlo en nuestro restaurante gallego.

Las otras son un alimento muy energético rico en omega 3, lo cual ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos, además de regular el funcionamiento del sistema cardiovascular. Por otra parte, tiene hierro beneficioso para combatir la anemia, y calcio y fósforo que ayuda a mantener los huesos y dientes sanos. También tiene elastina, que combate el envejecimiento de la piel y las arrugas.

Cómo comerla 

La recomendación para comer correctamente la otra es hacerlo sin sorberla, dejando que se deslice suave y lentamente al interior de la boca. Previamente, hay que cortarle la piel del pie que la une a su caparazón cuidadosamente.

La recomendación de nuestro restaurante gallego es comerlas crudas, vivas y recién abiertas. Además, puedes acompañarlas de un chorrito de limón, lo cual intensifica aún más su sabor original. Se deben masticar varias veces antes de tragarlas, para poder apreciar todos los músculos y fibras que liberan el sabroso líquido que le da sabor.

Las ostras de calidad suelen ser opacas y ocupar toda la concha, además de desprender ese intenso aroma a mar inconfundible. Sin duda alguna se trata de un maravilloso contraste de sabores y texturas que todos deberían probar alguna vez en la vida.

En Cambados, nuestro restaurante donde comer en Sevilla, te traemos los manjares más sabrosos del mar gallego. Por eso queremos que conozcas más sobre nuestros mariscos favoritos. No solo te contamos las propiedades y características del mejor género, si no que te traemos curiosidades y consejos.

Hoy ha sido el turno de las ostras, ¿a qué esperas para poner en práctica lo aprendido? Sin duda alguna sabemos que disfrutarás como nunca de los sabores más intensos que nos da la costa gallega en Sevilla. Te esperamos con la mejor calidad.

El tartar es un plato muy especial y original. Seguro que ya conocías el de atún o salmón pero, ¿sabías que también se puede elaborar con carne? En Cambados, tu restaurante gallego en Sevilla, te traemos los sabores más especiales para estas Navidades.

Si aún no has probado el Steak Tartar, te aconsejamos que visites Cambados. Los mejores chefs y las mejores recetas unidos en un lugar único para disfrutar. Hoy te contamos los secretos de este plato tan especial, ¡no te los pierdas!

La historia del tartar

El origen exacto de este plato se desconoce, pero existe una teoría que remonta su nombre a los tártaros de las estepas del centro asiático. Este pueblo nómada de Mongolia almacenaba la carne debajo de su silla de montar a caballo durante largos trayectos hasta que estuviera suficientemente blanca para ser consumida.

Pero la teoría que más seguidores tiene en la actualidad remonta el origen de este plato a los habitantes de la Polinesia, donde es habitual comer carne cruda. Este plato se importaría a Francia con el nombre de “beefsteak a l’americaine” debido a su parecido con la hamburguesa estadounidense.

La receta original consistía en una carne de solomillo cruda y picada, macerada con diferentes especias y condimentos. Limón, perejil, alcaparras, sal, pimienta, cebolla y huevo crudo le darían ese especial sabor a la carne. En 1921, el chef francés Escoffier, añade la salsa tártara que le daría finalmente el nombre a este sabroso plato.

El secreto del Steak Tartar

El Steak Tartar es un plato que requiere del mejor saber hacer en la cocina. Los mejores chefs tienen sus propios secretos, pero hay algunos consejos básicos que debes saber. Sin duda alguna, contar con una materia prima de calidades más importante que su propia preparación.

La diferencia entre un buen Steak tartar y uno malo es muy notable, aunque parezca un plato muy sencillo de preparar. El corte de la carne es muy importante, siempre cortada a cuchillo y escogiendo una pieza de carne de solomillo con poca grasa y sin tendones. El mejor corte es el longitudinal, en dirección a las fibras de la carne, y posteriormente hacer dados.

En cuanto a los demás ingredientes que componen el plato, será muy importante cortarlos finos al igual que la carne. De esta forma habría una textura homogénea en el plato que agradecerán los comensales. Y el broche final sería el huevo, el cual deberá estar a temperatura ambiente para ligar todos los ingredientes.

Un plato para las épocas más especiales

Sin duda alguna es un plato que impresionará a cualquiera. Requiere de mucha atención y mimo. Al tratarse de ingredientes crudos, los sabores tienden a ser más sutiles y hay que ajustar las cantidades al milímetro para que ninguno predomine frente el resto.

Por eso te aconsejamos que confíes en los mejores profesionales, solo ellos sabrán ofrecerte los mejores platos. Desde Cambados, nuestro restaurante gallego en Sevilla, tenemos muchas opciones para que tu comida de Navidad sea inolvidable. El Steak Tartar solo es una de ellas, ¡descubre los sabores de Cambados!

 

La Navidad es una época especial para disfrutarla entre los que más queremos. Y nada mejor para celebrar que contar con el mejor marisco en la mesa. Desde Cambados, nuestro restaurante gallego en Sevilla, te contamos cuales son los mejores mariscos para tus comidas de Navidad.

El sabor de Galicia está en Sevilla con el mejor género del mar, de calidad y fresco. Contamos con productos bañados en el aroma del mar del norte para satisfacer los paladares más exquisitos. Y en las épocas más especiales, garantizamos una experiencia única a la altura de nuestros clientes con los mejores mariscos.

Gambas y langostinos

Sin duda alguna, estos crustáceos son un clásico en nuestras comidas de Navidad. Las gambas blancas del litoral atlántico de Huelva colman las mesas andaluzas en esta época tan especial del año. Es uno de los manjares más apreciados de nuestra gastronomía.

Cocida o a la plancha, su exquisito sabor proviene del envidiable clima de su hábitat y del cariño puesto en su captura. Este manjar conlleva muchos años de tradición e historia, que han permitido el perfeccionamiento de su preparación. Y para saber si una gamba es fresca o no, solo tendrás que fijarte en sus bigotes intactos, ya que si es un producto congelado estos se rompen.

Por su parte, los langostinos, más grandes y jugosos que las gambas son una auténtica delicia si se cuida su preparación. A la plancha y con un toque de sal es la manera perfecta de disfrutarlos. Destaca por el agradable y fino sabor de su carne tersa, convirtiéndose en uno de los mejores mariscos para tus comidas de Navidad.

Navajas

Este molusco se caracteriza por su forma alargada y curva, tiene dos valvas de color amarillento con manchas parduzcas y grisáceas. Habitan en fondos marinos de poca profundidad y arenosos, y las de mayor calidad las encontramos en Galicia. Aunque actualmente se ofrecen en el mercado navajas procedentes de Holanda (más baratas) éstas son de menor calidad que las gallegas.

En Holanda se extraen con dragas succionadoras en los fondos arenosos, mientras que en Galicia las navajas son recogidas por buceadores una a una. El problema de las succionadoras es que arrastran consigo muchos organismos del hábitat, siendo un sistema lesivo con el medio ambiente marino.

Zamburiñas

Las zamburiñas, al igual que las navajas, son un molusco bivalvo muy característico de las costas gallegas. Su carne concentra un sabor y una textura de gran calidad, siendo uno de los platos estrella de nuestras comidas de navidad.

Es una especie que se alimenta de placton y que vive en aguas profundas, limpias y con fondo arenoso. Es por esto que requieren de una limpieza a fondo para quitar toda la arena que recubre su carne, y solo las mejores manos más expertas en la cocina lo conseguirán. La mejor manera de comerlas es a la plancha, pero también están exquisitas salsas y gratinados.

 

Y estos son solo algunos de los mejores mariscos que podrás disfrutar en tus comidas de Navidad. En Cambados, nuestro restaurante gallego en Sevilla, te ofrecemos la oportunidad de contar con los mejores menús pensados solo para ti: http://www.elmardesevilla.com/navidad/.

Reserva ya tu comida de Navidad con nosotros y disfruta del sabor del mar gallego sin salir del sur. Nos adaptamos a ti. 

¿Has probado alguna vez el percebe gallego? Desde Cambados, nuestro restaurante gallego en Sevilla, te contamos algunos de los secretos de este apreciado marisco gallego. Su espectacular sabor hace las delicias de cualquier paladar.

El percebe gallego es un crustáceo con cuerpo alargado cubierto de placas que vive en zonas rocosas con fuerte oleaje. La dificultad de extraerlos los hacen aún más apreciados. Por ello, son los lugares prácticamente inaccesibles en los que se encuentran los de mayor calidad los que dan un sello de identidad a este rey del mar.

 

Un entorno único

Es indiscutible que los mejores percebes se encuentran en las costas gallegas. La exclusividad de sus aguas, muy oxigenadas colmadas de nutrientes y caracterizadas por su baja temperatura y su limpieza, lo convierten en un entorno único para la presencia de este manjar.

Nunca se crían solos, si no que forman colonias en las que se agrupan llegando incluso al centenar de ejemplares. En casos excepcionales pueden llegar a los 6.000 por metro cuadrado. Además, se distinguen diferentes variedades en relación con el entorno de su crecimiento. La variedad gallega es la expuesta al sol, de cuerpo rechondo, corto y más carnoso.

Los mejores percebes se encuentran en las costas gallegas abiertas como la Costa da Morte o zonas como Aguiño, Lira o Cedeira. Es sabor de estos percebes nada tiene que ver con los encontrados en otras partes del mundo como Marruecos o Canadá.

Los percebeiros

Pero el sello de distinción sin ninguna duda del percebe gallego es la dificultad para recolectarlo. Las rocas abruptasdonde se encuentran unidas al fuerte olejae, hacen del percebeiro una profesión muy arriesgada aunque gratificante.

La jornada laboral de los percebeiros empieza bien temprano. Los mariscadores se reúnen primero para determinar si las condiciones del mar son óptimas para salir a mariscar. La situación meteorológica tiene que ser la apropiada, aunque los percebeiros siempre asumen el riesgo.

Además, los percebeiros son auténticos profesionales y tienen un valioso conocimiento del comportamiento marítimo costero. Para capturar el percebe gallego usan una raspa para desprenderlo de la roca. Por otra parte, emplean un enorme cuidado para no romper la parte musculosa del percebe y que así conserve todas sus propiedades gustativas.

 

La mejor forma de disfrutar este manjar

La mejor manera de disfrutarlo es cocinándolo con métodos tradicionales, con una mínima manipulación. Normalmente se sirven a la plancha o simplemente hervidos en agua salada para que puedan liberar todo el sabor.

Tras cocerlos, los percebes se vuelven muy suaves, se puede romper con los dedos la uña blanca que disponen y extraer la pulpa interna, compacta y anaranjada. Y para acompañarlos, nada mejor que un buen vino, nosotros te recomendamos un albariño gallego o uno suave espumoso.

Por todo esto, sabemos que el género procedente de las costas de Galicia es único. Esperamos que hayas disfrutado conociendo un poco más de este apreciado marisco gallego. Desde su recolección hasta la cocida, el sabor del mar está presente.

El percebe gallego no te defraudará con su calidad y sabor. Ven a probarlo en Cambados, nuestro restaurante gallego de Sevilla.