Cómo conservar el marisco

Para muchos el marisco es todo un manjar en sí mismo. Sin embargo, su conservación juega un papel fundamental en su calidad. ¿Sabes cómo conservar el marisco correctamente? En Restaurante Cambados te damos algunas claves.

 

¿Vamos a consumir el marisco en el momento?

La mejor opción siempre será cocinar el marisco el mismo día que lo compramos o bien al siguiente, en cuyo caso lo recomendable es conservaros envueltos en un paño húmero en la nevera por un máximo de dos días.

Si vamos a consumir el marisco ese mismo día o al siguiente podemos cocinarlo al vapor y dejarlo preparado. En el caso de que no vayamos a consumirlo en ese momento,   podemos congelarlo hasta 3 meses.

 

¿Qué debes saber sobre la refrigeración?

Cuando compramos marisco refrigerar el producto siempre es una opción acertada, especialmente si no vamos a consumirlo en ese momento. No obstante, sólo podremos congelar el marisco siempre que este sea fresco.

Esto es fundamental para respetar la cadena de frío, de forma que el producto mantenga sus propiedades nutiricionales (minerales, proteínas, los ácidos grasos insaturados, vitaminas..)

Otro motivo para refrigerar el marisco es que así evitamos la proliferación bacteriana. Centrándonos en este aspecto, si queremos evitar el anisakis, lo ideal es congelar el marisco como mínimo 24 horas antes de su consumo, a unos -20 ºC .

En Restaurante Cambados recomendamos que nunca introduzcas el producto directamente en el congelador, ya que corremos el riesgo de que se rompa. Lo ideal es introducirlo siempre en un envase o tupper. 

Por supuesto, recuerda que si hemos descongelado una pieza de marisco no podremos volver a congelarla.

 

Cómo conservar el marisco

 

¿Cómo conservamos cada tipo de marisco?

  • Las langostas, gambas o cigalas  son ideales para congelarlas.
  • Mariscos como las nécoras o los percebes no resultan muy adecuados para congelarlos, por lo que es mejor evitarlo.
  • Si queremos ablandar la carne de los cefalópodos como los pulpos, congelarlos será una buena opción.

¿Qué hacemos para descongelarlo?

De nuevo, nuestro objetivo es no romper la cadena de frío, por lo que debemos esforzarnos en garantizar una buena descongelación. Nuestra recomendación es comenzar el proceso 24 horas antes metiendo el producto en el frigorífico. Otras opciones pueden ser el microondas o realizar un baño maría con agua fría.  

 

Estos son algunos de los secretos estrella para conservar el marisco correctamente. ¿Quieres conocerlos todos? En Restaurante Cambados estamos deseando enseñártelos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *