Cómo preparar el marisco perfecto

¡Nos queda muy poco para volver a vernos! Mientras tanto, queremos que sigas disfrutando de nuestro producto favorito también en casa. Hoy compartimos con vosotros algunos de nuestros consejos estrella para cocinar este preciado producto. ¿Quieres saber cómo preparar el marisco perfecto? ¡ Sigue leyendo!

 

La elección de la pieza es la clave

Recomendamos que, en la medida de lo posible, optes por un marisco de temporada. Otro truco infalible es asegurar su frescura comprobando si está vivo y reacciona o se mueve. También es primordial no optar por conchas agrietadas o incluso rotas.

 

Prepara el producto antes de cocinarlo

  • Si la pieza de marisco es fresca y no vamos a cocinarla ni consumirla en las primeras 24 horas después de haberla comprado, la mejor opción será congelarla. De esta forma nos cercionamos de que conserva sus nutrientes y cualidades el tiempo que sea necesario. En el caso de las piezas más grandes, recomendamos cocerlas antes de congelarlas.
  • En el caso de los moluscos, límpialos siempre con agua salada para que depositen toda la arena. Para ello, déjalos reposar varias horas alternando el agua hasta que quede limpia.

 

Cómo preparar el marisco perfecto

Cuece como un auténtico profesional

  • En el caso de los mariscos de pequeño tamaño es mejor hervir el agua a una temperatura alta con sal gorda. ¿El truco del chef? Echar una hoja de laurel. Para saber si está cocido, sólo tendrás que prestar atención a cuando empiece a flotar.
  • En el caso de las piezas más grandes, realizamos el mismo proceso: las depositamos en agua con sal gorda y laurel calentada al fuego. La única diferencia es el tiempo de cocción. El centollo y el buey de mar necesitarán un máximo de 15 minutos, mientras que las nécoras y cigalas estarán listas en unos 8 minutos.

En ambos casos, recomendamos incorporar al agua una corteza de limón para ensalzar aún más el increíble sabor del marisco.

 

Los toques finales

Cuando saquemos el marisco cocido, es fundamental depositarlo en un recipiente con agua y hielo. De esta forma cortamos el proceso de cocción y nos aseguramos de que el marisco se ponga duro.

¿Quieres servirlo como un auténtico profesional? Humedécelo un poco justo antes y espolvorea una pizca más de sal sobre él.

 

Estos son solo algunos de nuestros consejos estrella sobre cómo preparar el marisco perfecto . ¿Tienes dudas? Contacta con nosotros aquí. ¡Muy pronto disfrutaremos con vosotros de este espectacular producto!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *